Articulos

Con base a la infiltración intra-articular de un derivado de la sangre del propio paciente, el plasma rico en plaquetas o plasma rico en factores de crecimiento, se aplica en las artrosis graves de rodilla este tratamiento es capaz de contener el avance de la enfermedad y retrasar la solución definitiva que suele ser el reemplazo de la articulación por una prótesis. Lo más significativo, en estos casos graves, es la reducción del dolor y la recuperación de gran parte de la movilidad perdida. es efectivo tanto en los grados más avanzados de esta enfermedad como en las fases intermedias o incipientes.

 

 

En los casos intermedios o incipientes, la infiltración con plasma rico en factores de crecimiento tiene un efecto protector y restaurador del equilibrio fisiológico del cartílago articular. En otras palabras, es capaz de regenerar hasta 400 veces el cartílago que tapiza las superficies articulares.

Los resultados conducen a indicar que se podría interrumpir o al menos retrasar el avance de la enfermedad.


Esta terapia les permite recuperarse rápidamente y reintegrarse lo más pronto posible a su actividad por lo que este terapia está siendo cada vez más solicitada por los deportistas o personas que practican alguna rutina de ejercicios, como yoga, Pilates, natación, correr, caminata, pesas, beisbol, danza, gimnasia. Esta tecnología médica representa una opción excepcional en casos muy difíciles de desgaste articular de la cadera, rodillas, hombro y tobillos. Se aplica exitosamente en las articulaciones dolorosas o dañadas de la cadera, rodilla, hombro, cuello, columna vertebral, pié, artrosis o desgaste articular así como en aquellas afecciones de tendones y ligamentos. 

Gracias a esta combinación de ozono con plasma rico podemos combatir enfermedades y lesiones como: artrosis, fibromialgia, artritis, hernias, síndrome del túnel carpiano, condromalacia, esguinces, desgarros musculares, reducción del dolor de rodilla, codo o tobillo.