Articulos

Los ácidos grasos omega 3 lideran las primeras posiciones entre las grasas buenas para nuestra salud. Es conocido que la principal fuente proveedora de estos ácidos son los peces de mar aunque en la actualidad la industria alimenticia nos permite encontrar en las estanterías de supermercados y centros especializados, cereales, harina, leche, manteca y un sin fin de productos que contienen omega 3 entre sus ingredientes.

 

La AHA (Asociación Americana del Corazón) facilita a modo de resumen una lista con las

principales virtudes que ofrece el omega 3:

 

Prevención y mejora de enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide.

Los síntomas de la psoriasis y asma pueden verse aliviados.

Presión arterial y triglicéridos en sangre pueden verse reducidos.

El HDL o colesterol bueno es necesario para nuestro organismo, y con el consumo de omega 3 podemos ver como estos aumentan. Este HDL puede considerarse cardioprotector.

Reduce los síntomas de trastorno bipolar, depresión y Alzheimer.

El sistema cardiovascular puede verse fortalecido con su consumo.

Lomega 3 fish Los Beneficios del Omega 3as grasas consideradas como buenas sólo es posible ser obtenidas mediante los alimentos. Es por ello que la AHA recomiende a personas sanas sin enfermedades cardiovasculares, añadir si no lo hacen ya un mínimo de dos comidas con pescado magro como por ejemplo el salmón.

Aquellas personas que por un motivo u otro si padecen enfermedades como las nombradas anteriormente es aconsejable que consuman 1 gramo de ácidos docosahexanóico (DHA) y eicosapentanóico (EPA). Estas variantes del ácido omega 3 podrían incorporarse bajo prescripción médica en forma de comprimidos, cápsulas o formulación semejante.

Otros productos en los que podemos encontrar omega 3 a parte de en los pescados pueden ser el brócoli, la canola, los fríjoles y otros aceites como el de oliva (producto famoso y conocido en España por su excelente calidad y aporte de nutrientes), aunque la recomendación siempre es que se prefiera por su pureza el que proviene del mar.

El consumo diario de este tipo de ácidos grasos no tiene otra finalidad sino la de fortalecer nuestro corazón pudiendo evitar de esta manera padecer de múltiples enfermedades.

El omega 3 y su apoyo en el deporte.

Los omega 3 proveen a la salud multitud de beneficios, protegiendo al organismo de problemas cardiovasculares, patologías relacionadas con el sistema neurológico, alteraciones de nuestra visión, un deterioro cognitivo e incluso otros padeceres más frecuentes.

Además de lo anteriormente comentado cabe destacar que el omega 3 cuida la salud del deportista ante el esfuerzo físico. Si bien es cierto que la actividad física y practicar deporte van a ser encargadas en mayor o menor medida de cuidar nuestra salud, en ocasiones un esfuerzo más intenso requiere de ayudas que permitan proteger ciertos procesos oxidativos e inflamatorios que son generados por esa actividad más intensa. Es por ello que los ácidos grasos omega 3 pueden ser de mucha utilidad ya que no solo mejoran la circulación sanguínea, van a ejercer una acción antiinflamatoria y reforzar el sistema inmune, protegiendo su salud y reduciendo el riesgo de lesionarse.