Articulos

1. Manzanas

manzanaSin duda, la manzana es uno de los alimentos más depurativos que hay. Gracias a su fibra con acción absorbente, el organismo logra eliminar más fácilmente multitud de toxinas nocivas.

La manzana es una fruta muy versátil y puede añadirse a un sin fín de comidas, ideal para un buen desayuno, postre o merienda. Tiene muchas posibilidades culinarias ya que puede tomarse en compota, asadas, en zumo natural, en salsa o puré para acompañar carnes como entrante frío.

Es muy importante comerla con con piel, ya que ésta posee muchas propiedades y vitaminas beneficiosas.

2. Piña

piñaLa piña tiene fama de ser una fruta diurética y depurativa que contribuye a eliminar por la orina las toxinas que acumula nuestro organismo y además, previene el estreñimiento debido a la gran cantidad de fibra que aporta.

Además, posee un alto contenido en bromelina, que ayuda a hacer mejor las digestiones.

Es importante conservar sus nutrientes y propiedades es tomarla al natural. Así que mejor evitarla en almíbar. La piña posee muy pocas calorías, ya que el 85% de su peso es agua.

3. Alcachofas

alcachofaLa alcachofa posee un alto contenido en fibras. La alcachofa posee cualidades diuréticas, ayudando a la eliminación de líquidos del cuerpo, razón por la que resulta interesante en los casos de obesidad y para cualquier tipo de afección donde convenga la eliminación de agua y, por consiguiente, de toxinas, en especial en lo que se refiere al ácido úrico.

Es un buen acompañante de ensaladas, arroces y pastas. También es común comerla sola, ya sea asada o confitada. Aunque no es un alimento con muchos adeptos, sus propiedades beneficiosas la hacen muy atractiva para mantener una alimentación sana.

4. Espárragos

esparragosPoseen una gran riqueza de minerales que lo convierten en uno de los mejores limpiadores del organismo. Los espárragos poseen enormes beneficios sobre la actividad del hígado y los riñones.

Al estar compuestos por gran cantidad de agua y contener asparragina (que se elimina a través de la orina), tiene propiedades diuréticas muy beneficiosas para la hipertensión, la retención de líquidos, las enfermedades de vejiga o la diabetes. Los espárragos suelen formar parte de ensaladas, arroces y pizzas, si bien es cierto que también pueden consumirse solos, cocidos previamente y con un ligero aliño.

5. Infusiones

infusionesLas infusiones después de comer mejoran el proceso digestivo haciendo que se lleve a cabo de forma más rápida y de una forma mucho más placentera y fácil de sobrellevar.

Es por ello que al tomar una infusión evitaremos las pesadas e interminables digestiones que convertían las tardes y las noches en auténticas pesadillas. Algunas de las infusiones más recomedables para limpiar el organismo son las de té verde, antioxidante, depurativa y un poco estimulante.

Las sustancias que contiene el té verde son de gran interés nutricional y funcional, sobre todo flavonoides con acción antioxidante (catequinas, rubigenina, flavina y taninos). Se pueden tomar una o dos tazas al día, en lugar de cafés y demás bebidas excitantes, si no hay contraindicación médica.

Las infusiones de jengibre pueden ser un remedio efectivo para paliar malas digestiones acompañadas de náuseas y vómitos, para eliminar los gases y mitigar los mareos. La cola de caballo es un buen diurético y facilita la eliminación de los líquidos acumulados y de los residuos en el organismo y además es reminalizante.

El cardo mariano es también muy aconsejable, sobre todo si nos hemos pasado con el alcohol estas fiestas, ya que contiene silimarina, una sustancia que protege el hígado al actuar como un antioxidante y promover el crecimiento de nuevas células hepáticas. La silimarina también ayuda con la digestión de grasas.

6. Copos de avena

copos-avenaLa avena, en copos en avena supone un gran aporte de fibra para nuesro organismo.

La avena contiene betaglucanos, un tipo de fibra soluble, y avenasterol, un fitosterol.

Las dos sustancias tienen capacidad de disminuir la absorción de colesterol en el intestino.

Después de días de excesos, será probable que se hayan alterado los niveles de lípidos y los azúcares, por lo que conviene recuperar rápido la normalidad y la buena salud.

7. Pescados azules

pescadosDe las fuentes de proteína, el pescado representa el alimento por excelencia porque además es rico en grasas insaturadas, bajo en grasas saturadas y especialmente, rico en ácido omega-3 y compensan el consumo desmedido de grasas saturadas.

La prioridad es que los pescados y los mariscos cobren protagonismo en los menús semanales, con la finalidad doble de incrementar el consumo de un alimento cardioprotector y que ayuda a reducir la ingesta de carnes.

8. Arroz integral

arroz-integralEl arroz integral al no ser refinado, mantiene la capa externa del grano formada por celulasa (fibra vegetal) y rica en proteínas, vitaminas y minerales.

A diferencia del arroz blanco, arroz integral no ha perdido su integridad. La celulosa no puede ser digerida y es expulsada al exterior expulsando los residuos de desecho del intestino ayudando a eliminar toxinas del cuerpo y evitando que se adhieran a las células de nuestro colon.

Es un alimento muy completo desde la óptica nutricional, que equilibra los excesos, rebaja la hinchazón abdominal y corrige el estreñimiento. Se puede emplear como plato principal, guarnición, postre mezclado con leche y canela o como un cereal alternativo a los dulces en los desayunos.

9. Lentejas y otras legumbres

lentejasLas lentejas, igual que el resto de legumbres, se caracterizan por ser alimentos con una alta concentración de nutrientes. Las lentejas son una gran fuente de proteínas y también de hidratos de carbono de bajo índice glucémico que proporcionan gran cantidad de energía.

Otra ventaja de las lentejas es su aporte de fibra, y su bajo contenido en lípidos, lo que las convierte en aliadas de quienes han de hacer dieta para controlar su peso. Representan para la dieta un compendio de nutrientes que, en conjunto, ayudan a regular la glucemia, reducir los niveles de colesterol o mejorar el estreñimiento. La clave está en incluir variedad de legumbres en los menús entre dos y cuatro veces por semana.

10. Verduras verdes (lechuga, col o berza, judías, brécol, puerros, apio, guisantes)

verduras-vereds

El color verde de estos alimentos se debe a la clorofila que contienen, una sustancias con grandes beneficios para el organismo. Son verduras que, por sus propiedades nutricionales y funcionales, reconfortan al organismo, ya que ayudan en las labores de “aflojar” y descongestionar el aparato digestivo, estómago, intestinos, vesícula biliar e hígado.

El hígado y el páncreas son los órganos que pueden quedar afectados por los excesos los navideños (alcohol, azúcares, proteínas) y a los que más hay que cuidar a través de una correcta alimentación.

Remedios naturales para bajar el azúcar en la sangre

1. Canela para la diabetes tipo 2

La canela ayuda al cuerpo a responder a la insulina. Una buena receta es mezclar 1/2 cucharadita de canela con dos cucharadas de manteca de maní y ponérsela a una manzana en rodajas. Otra opción es tomar un suplemento de extracto de canela de 500 mg, dos veces al día.

2. Linaza en polvo

Este remedio natural ayuda a las personas diabéticas de la siguiente manera: Por su alto contenido en fibra, ayuda al cuerpo a metabolizar mejor el azúcar en la sangre. Agregue una o dos cucharadas a su cereal o a un vaso de agua o jugo. No se exceda de dos cucharadas de linaza en polvo diaria. Asegúrese de tomar la suficiente agua.

3. Grasas vegetales

Para los diabéticos se recomienda que las grasas que coman en su dieta sean en su mayoría vegetales como por ejemplo las frutas secas.

4. Aceite de hígado de bacalao

Estudios preliminares han demostrado que el aceite de hígado de bacalao ayuda a regular la glucosa en la sangre y a metabolizar las grasas. Pregunte a su doctor cual es la dosis indicada para su caso en específico.

5. Vino blanco y vino tinto

Según el sitio web Livestrong tanto el vino tinto como el vino blanco contienen polifenoles, los cuales ayudan a prevenir la diabetes tipo 2, ya que ayudan al cuerpo a regular los niveles de azúcar en la sangre y el metabolismo de la grasa.

Sin embargo, es importante aclarar que, según la Asociación Americana de la Diabetes, cualquier tipo de alcohol, incluido el vino blanco, puede causar hipoglucemia (baja azúcar en la sangre) inmediatamente después de consumirlo y por ocho a 12 horas después de beberlo.

Si usted decide beber vino blanco o vino tinto, debe revisar sus niveles de glucosa en la sangre antes de beberlo y siempre se debe consultar a un médico antes de incorporar el vino en su dieta.

6. Caldo de alcachofas

El caldo de alcachofas puede ayudar al organismo a estabilizar el azúcar por lo que se usa para combatir la diabetes. 

 

http://www.doctorperezolmedo.com/es_ES/

Fuimos invitados a participar de este congreso por un grande del ozono,Juan Carlos Perez Olmedo,al que agradecemos mucho su atenciòn

QUELACION Y OZONO.
Desde hace años deseaba compartir y asistir las experiencias del Dr. Ricardo Weschenfeller o del Dr. Villarino Abitia, ambos manejan cotidionamente la quelación y el ozono.
La asociación de quelación con Edta y Ozono es un gran plan de tratamiento, especialmente para todas las enfermedades cardiovasculares. El Dr. Ricardo Weschenfeller, no solo es una persona maravillosa y excelente médico, de los que se ven pocos. Lleva ya realizados más de 600 casos con resultados sorprendentes. Tendremos la oportunidad de tenerlo en nuestro evento de Junio. Aprenderemos mucho de él.

Dr Juan Carlos Perez Olmedo

La Bromelina, introducida en 1957, es una enzima proteolitica que contiene azufre, aislada del tronco de la planta de la piña. Esta enzima es efectiva no sólo en el ácido presente en el estómago sino también en el medio alcalino del intestino. Se han publicado más de 600 artículos en la literatura científica sobre la eficacia y la seguridad de la Bromelina.

Hace ya casi 40 años que se comenzaron a estudiar a las enzimas en forma dirigida y científica. Por un lado, las enzimas extraídas de vegetales como la bromelina y la papaína. Por otro lado, las enzimas extraídas de animales mamíferos, tales como la tripsina, la quimiotripsina y la pancreatina. Al principio de este siglo se demostró un efecto destructivo de las enzimas sobre las células cancerosas en cultivos de células tumorales.

Eventualmente se comprobó que las aplicaciones de las enzimas con fines terapéuticos, son extraordinariamente variadas.

 

 

 

Las enzimas (sobre todo combinadas) son remedios naturales que dentro de la medicina ortodoxa han recibido reconocimiento. Al grado que están incluidas en el grupo de fármacos conocidos como modificadores de la respuesta biológica (inmunomoduladores). Es decir, es un grupo de substancias activas que en la mayoría de los casos intervienen en varios sistemas de la regulación de nuestro sistema inmunológico. Pueden actuar en ambos sentidos, estimulando o inhibiendo las defensas corporales (Enzimas, substancias del futuro. Wrba H., Pecher O. y Solórzano H.,1996, Alemania)

Las enzimas forman un grupo esencial de nutrientes. En nuestros días se conocen aproximadamente 3,700 diferentes enzimas. Son indispensables para que literalmente todas las reacciones bioquímicas se puedan realizar dentro de nuestros cuerpos. En palabras sencillas podemos decir que las enzimas son biocatalizadores. Es decir que con un pequeño esfuerzo se obtiene un resultado enorme. Desde hace mucho tiempo sabemos que las enzimas están formadas de albúmina. Son moléculas bastante grandes. Antes de hacerse un convenio internacional con relación a la clasificación de las enzimas, las palabras que las denominan terminaban con “ina”. Pero después de este convenio internacional, las palabras que denotan a una enzima generalmente terminan con “asa” (Enzimoterapia, Ransberger y Solórzano, 1991, U. de G.)

La piña ha sido usada como una planta medicinal en varias culturas nativas y la bromelina se conoce químicamente desde 1876. La bromelina fue introducida por primera vez como un compuesto terapéutico en 1957 cuando Heinicke la encontró en altas concentraciones en la piña. Tiene varias acciones farmacológicas, como inhibir la agregación plaquetaria, aumentar la absorción de otros medicamentos, etc. La bromelina es bien absorbida en forma oral y la evidencia clínica y farmacológica indica que sus efectos terapéuticos mejoran cuando se administra en altas dosis. Aunque todavía no se conocen completamente sus mecanismos de acción, sí se ha demostrado que es un complemento alimenticio efectivo y seguro (Alternative Medicine Review, Vol. 1, No. 4, 1996).

Puesto que la bromelina se deriva de una fuente natural, las diferentes fuentes pueden exhibir variabilidad en su actividad fisiológica, aún cuando su actividad proteolítica sea la misma. La bromelina no es estable en el calor así que su actividad fisiológica puede ser todavía más reducida por un procesamiento inadecuado o por las condiciones de almacenamiento.

Recientemente un equipo internacional de científicos hizo un importante estudio con una enzima conocida como bromelina. En dicho ensayo, se utilizó el extracto de piña, el cual contiene a esta enzima bromelina. Los resultados demostraron que la mencionada enzima puede prevenir a la diarrea producida por algunos microorganismos, tales como el Vibrium cholerae y la Escherichia coli.

Ahora sabemos que la bromelina trabaja, al menos parcialmente, al cambiar a los receptores en el intestino delgado para que las bacterias patógenas no puedan adherirse a la pared intestinal y producir diarrea. Estos resultados aparentemente poco importantes, son trascendentales por grandes razones: en primer lugar, no olvidemos que la diarrea es una de las principales causas de enfermedad en los viajantes y en los niños. Además, en la actualidad, no contamos con ningún tratamiento preventivo contra estos microorganismos.

Varios científicos en diferentes partes del mundo, están buscando una vacuna para este gran problema. Pero desafortunadamente, no se cree que se conseguirá dicha vacuna a corto plazo. Una de las conclusiones de parte de este equipo internacional de investigadores, tomando en cuenta las graves consecuencias de la diarrea a nivel mundial, es que la bromelina puede ser clínicamente útil como un medicamento preventivo antidiarréico (Gastroenterology, 1997; 113: 175-84).

Aunque clasificada como hierba, la bromelina es una enzima digestiva proteolítica que contiene azufre y que es extraída del tallo y de la fruta de la planta de piña ( Ananas comosus , familia de las Bromeliáceas).

Se cree que cuando se ingiere con los alimentos la bromelina ayuda a digerir las proteínas y que cuando es ingerida con el estómago vacío, sus propiedades medicinales como agente antiinflamatorio entran en acción.

La bromelina fue aprobada en 1993 por el grupo de expertos de la Comisión Alemana E para tratar protuberancias e inflamaciones de la nariz y senos paranasales a consecuencia de lesiones y cirugías.

Hasta el momento en Europa se comercializa de dos formas: como aditivo para ablandar las carnes y como suplemento dietético (de venta en herbodietéticas y farmacias). En este último caso es conveniente recordar que aunque sea un producto natural, no está exento de contraindicaciones y posibles efectos indeseados.

La bromelina es un extracto crudo que se obtiene de la piña y que contiene, entre otros componentes, varias enzimas proteinasas de las que se han demostrado, tanto en el laboratorio como en estudios en animales y humanos, sus propiedades antiinflamatorias, antitrombóticas, antiedematosas (evitan el edema) y fibrinolíticas (deshacen los coágulos).

En los últimos años se han atribuido a la bromelina diversos beneficios terapéuticos que han hecho que se utilice como suplemento dietético para complementar el tratamiento de enfermedades como la bronquitis, sinusitis, enfermedades cardiovasculares, enfermedades del aparato digestivo como la colitis ulcerosa e, incluso, el cáncer.

La bromelina fue aprobada en 1993 por el grupo de expertos de la Comisión Alemana E para Fármacos y Dispositivos Médicos con el fin de tratar protuberancias e inflamaciones de la nariz y senos paranasales debidas a lesiones y cirugías. Hay evidencia científica de su carácter antiinflamatorio y también de su uso con éxito para tratar la sinusitis. No obstante, aún faltan trabajos que confirmen su eficacia y seguridad. Hasta el momento en Europa se comercializa de dos formas: como aditivo para ablandar las carnes y como suplemento dietético. En este último caso es conveniente recordar que aunque sea un producto natural, no está exento de contraindicaciones y efectos indeseados.

Potencial antiinflamatorio

La bromelina es un extracto crudo que se obtiene de la piña y que contiene, entre otros componentes, varias enzimas proteinasas de las que se han demostrado, tanto en el laboratorio como en estudios en animales y humanos, sus propiedades antiinflamatorias, antitrombóticas, antiedematosas (evitan el edema) y fibrinolíticas (deshacen los coágulos).

En los últimos años se han atribuido a la bromelina diversos beneficios terapéuticos que han hecho que se utilice como suplemento dietético para complementar el tratamiento de enfermedades como la bronquitis, sinusitis, enfermedades cardiovasculares, enfermedades del aparato digestivo como la colitis ulcerosa e, incluso, el cáncer.